Consejos básicos para prevenir accidentes laborales Nov22

Tags

Related Posts

Share This

Consejos básicos para prevenir accidentes laborales

Cada vez es más común notar que los empleados le presten atención a la seguridad que tienen en su área. Se debe a que en los últimos años la cifra de accidentes en el lugar de trabajo ha aumentado considerablemente, razón de sobra para alarmarse.

4 consejos para prevenir accidentes laborales

Hemos consultado a un abogado de compensación laboral en Lawrence, MA y con sus respuestas hemos preparado una serie de consejos básicos para prevenir accidentes laborales que sabemos te serán de utilidad. ¡Vamos a verlos!

Equipos eléctricos

Al manipular todo tipo de instalaciones y equipos eléctricos lo más conveniente es, en primer lugar, asegurarse de que el mismo se encuentre en óptimas condiciones. De no ser así, no es recomendable hacer uso de ellas hasta que estén revisadas por un especialista.

Gestos y posturas inadecuadas

Uno de los mayores causantes de trastornos musculo esqueléticos es la mala posición al momento de trabajar, en especial, para aquellas personas que deben pasar largas horas sentados o parados. Lo que se recomienda en estos casos es contar con una silla cuyo respaldo sea totalmente ajustable, que los pies consigan tocar el suelo y también, que el peso del cuerpo se sostenga sobre los glúteos y no los muslos.

Contar con la iluminación adecuada

Realizar tu jornada de trabajo en un ambiente donde la iluminación sea escasa puede producir fatiga visual, de la misma forma, una mala regulación del brillo de nuestro computador. Asegúrate de que tu oficina, despacho o área laboral cuenta con la luz adecuada: ni muy escasa ni demasiado presente, de esta forma podrás evitar que tu vista se canse.

Minimizar la carga de peso

Si tu empleo consiste en cargar peso constantemente, lo más conveniente es que tengas una buena postura. Esto te ayudará a evitar dolores en espaldas, rodillas y caderas. La mejor forma de hacerlo es dejar entre tus pies la misma separación que tienen tus hombros, flexionar un poco las rodillas y acercar lo más posible la carga a tu cuerpo, eleva el objeto que necesites realizando la fuerza con las piernas y no con la espalda.

Los accidentes suceden cuando menos lo esperas, sin embargo, sí que podemos cambiar la manera en la que hacemos nuestra rutina para prevenirlos.